5G: RESTRICCIONES A HUAWEI AUMENTAN LA BRECHA DIGITAL Y FRENAN LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

5G: RESTRICCIONES A HUAWEI AUMENTAN LA BRECHA DIGITAL Y FRENAN LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Cada vez son más los países que deciden permitir que los operadores elijan a sus proveedores de tecnologías 5G libremente. Sin embargo, algunos países, motivados por intereses meramente políticos, han decidido excluir a la compañía de telecomunicaciones Huawei de participar en la implementación de estas nuevas tecnologías, como es el caso de Reino Unido.

Expertos tecnológicos han manifestado su gran preocupación por el atraso que esta exclusión conlleva y lo que representa para el ecosistema mundial de telecomunicaciones, creando una brecha digital en el país británico. Jeremy Thompson, vicepresidente de Huawei en Reino Unido, comentó recientemente que “El retraso puede ser una gran desventaja con un impacto duradero en la economía”, enfatizando que el mayor impacto se registrará en las zonas más pobres de Reino Unido.

Según un informe del proveedor de inteligencia regulatoria Assembly, este atraso podría costarle 23,600 millones de dólares a la economía británica, perdiendo ventaja 5G sobre otros países y arriesgando los beneficios económicos asociados del lanzamiento temprano de la red de alta velocidad. El principal analista y fundador de Assembly, Matthew Howett, ha mencionado que “Como resultado de nuevas restricciones a Huawei en los EE. UU., Los operadores móviles del Reino Unido incurrirán en costos por miles de millones de libras al retirar equipos de sus redes”.

Aun cuando grandes potencias mundiales han advertido y amenazado sobre el uso de tecnologías Huawei en el desarrollo de la red de quinta generación, países como España, Portugal, República Checa y Brasil han dejado claro que no harán ninguna exclusión a las compañías que deseen participar por la implementación de 5G, argumentando que no existen pruebas de que la compañía tecnológica Huawei represente una amenaza para la ciberseguridad.

Ante estas amenazas, Abraham Lui, responsable de Huawei ante la Unión Europea ha aclarado que en el caso de 5G, la compañía no tiene la propiedad de los datos, “son los operadores quienes tienen control absoluto”. Sobre las preocupaciones de que Huawei ayude a Pekín a espiar a los ciudadanos en cumplimiento de la ley de seguridad de China, Lui asegura que la compañía está limpia, pues no tienen la responsabilidad legal de recabar de manera ilegal los datos de los clientes ya que pues la ley china no tiene una aplicación extraterritorial.

Expertos aseguran que esta guerra política solo ha creado un ambiento hostil en la industria tecnológica, afectando mayormente a las zonas más vulnerables del mundo aumentando la brecha digital que existe y retrasando el avance hacia un mundo digital totalmente interconectado.

Ilbert Isaac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *