El aire acondicionado de la casa debe propiciar temperaturas saludables

El aire acondicionado de la casa debe propiciar temperaturas saludables

El uso adecuado del aire acondicionado es clave para crear confort en la temperatura del hogar. Para fijar los parámetros de su funcionamiento conviene considerar factores como el nivel de actividad de cada área, la incidencia de rayos solares y la hora del día. 

Aun cuando hay pequeñas variantes, en general existe coincidencias entre especialistas en torno a la temperatura ideal que deben dispensar los equipos de aire acondicionado (AA) en espacios domésticos.  Al configurar los termostatos de estos dispositivos hay una regla saludable básica: es imprescindible que el confort térmico de los habitantes de una casa vaya de la mano de la salud de todos, de manera que la temperatura ambiental propicie el normal desarrollo de distintas actividades hogareñas.

Al respecto, recordemos que las temperaturas extremas son contrarias al bienestar del ser humano.  En términos científicos, el cuerpo humano necesita mantenerse constante en alrededor de los 37 grados centígrados para su normal funcionamiento, lo que torna imprescindible el uso adecuado de la aclimatación artificial.

Organismos dedicados a este tema, como la Sociedad Americana de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado, (con sede en EE UU y conocida como la Ashrae, por sus siglas en inglés), coinciden en que la temperatura programada de un equipo de AA no debe superar entre los 6 y los 8 grados centígrados de diferencia con la temperatura exterior.  Sin embargo, de manera general, entre 24 y 25º C son ideales para crear un ambiente confortable en espacios domésticos.   Este factor dependerá siempre de la temperatura que marca el espacio exterior, que a su vez parte de las características climáticas de la ciudad donde se encuentre la vivienda.

Hay otras consideraciones a la hora de establecer parámetros de funcionamiento de estos equipos.  Se sugiere seleccionar entre 20 y 22º C en horas diurnas, cuando se trata de enfriar áreas donde suele haber mucha actividad (como en sala de juegos, habitaciones de los niños y cocina) y cuando la incidencia de luz solar es mayor.  Por el contrario, se optará por seleccionar el rango entre 23 y 26ºC durante las horas nocturnas (especialmente mientras dormimos), si el nivel de movimiento y actividad en el área de la casa es bajo y hay escasa o nula incidencia de luz solar sobre ventanas, paredes y techos.

Siguiendo estos parámetros los equipos de AA no sólo operarán en condiciones idóneas para la salud de los habitantes del hogar, sino que también redundará en el uso apropiado de la energía eléctrica lo que supone una conducta a favor de la conservación de los recursos naturales.

Más técnica y menos instinto

Suele suceder que las personas deciden sobre la temperatura siguiendo su instinto, sin embargo no siempre es la decisión más acertada.  Por ejemplo, al llegar a casa acalorados de la calle, tienden a encender el equipo y seleccionar una temperatura muy baja, en lugar de esperar a que el cuerpo se aclimate o el ambiente se enfríe confortablemente y se manera progresiva.  Además, el choque térmico puede ser contraproducente para la salud.  Es importante verificar que el flujo del aire que sale del equipo no vaya de manera directa sobre las personas.

La tecnología de refrigeración del aire acondicionado Wind-Free™ de Samsung puede brindarle una experiencia de enfriamiento efectiva sin la desagradable sensación del aire frío y fuerte soplando directamente sobre su piel. Una vez que establezca la temperatura deseada, Wind-Free™ dispersará silenciosa y suavemente el aire frío a través de 23,000 microagujeros para garantizar que no haya corrientes frías. 

Además, el flujo de aire avanzado de Wind-Free™ enfría la habitación un 43% más rápido1 y, gracias a la baja velocidad del aire y las emisiones de ruido minimizadas, puede disfrutar de un espacio más fresco sin interrupciones, independientemente del lugar en que se encuentre en una habitación. 

Para el adecuado uso del equipo de AA también es recomendable verificar, por ejemplo, que no haya un flujo de aire del exterior que se esté filtrando hacia adentro.  Antes de activarlo debe asegurarse de que ventanas y puertas estén bien cerradas, y que cortinas, pantallas o persianas estén desplegadas, esto último para minimizar el efecto de la luz solar.

Otro factor es el calor generado por electrodomésticos.   El funcionamiento de lavadoras, secadoras, hornillas, hornos y lavavajillas puede incidir a la hora de aclimatar los espacios de la cocina y el lavandero.

Los Aires Acondicionadores Wind-Free™ de Samsung vienen con una función de refrigeración automática mediante Inteligencia Artificial2 (IA) que facilita mantener el ambiente fresco. A través de la inteligencia artificial, los dispositivos analizan las condiciones de la habitación, las temperaturas y los modos de refrigeración preferidos por el usuario, e incluso el clima exterior, para ajustar automáticamente la configuración óptima de la habitación. La unidad también cuenta con un sensor de detección de movimiento que registrará cuando no haya nadie en una habitación y cambiará de modo automáticamente para reducir el desperdicio de energía. 

Ilbert Isaac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *