El empaque eco-consciente de Galaxy S es un valioso aporte para un futuro sostenible

El empaque eco-consciente de Galaxy S es un valioso aporte para un futuro sostenible

Samsung intensifica su cruzada por proveer innovaciones que sean consecuentes con la impostergable necesidad de proteger el planeta y sus recursos naturales.  Procedimientos y materiales más sostenibles caracterizan los envoltorios de sus dispositivos.

Samsung brinda a sus usuarios productos y servicios diseñados para hacer que cada día sea más épico, a la vez, en concordancia con su compromiso en brindar a las personas innovaciones que protejan el planeta y conserven nuestros recursos naturales.

La marca surcoreana trabaja sobre tres principios de diseño de envases: reducir, reemplazar y reciclar.  Es una cruzada corporativa que ha guiado los cambios eco-conscientes en el empaque de la serie Galaxy S. Desde la cantidad del envoltorio hasta los materiales utilizados, Samsung ha trabajado para optimizar el embalaje del producto e implementar procesos más sostenibles[1].

Del Galaxy S7 al Galaxy S21:  trayectoria hacia un empaque más ecológico

Desde el lanzamiento del Galaxy S7 en 2016, Samsung ha desarrollado empaques más ecológicos con cada generación de la serie Galaxy S. A lo largo de esta jornada, ha trabajado diligentemente para eliminar los elementos que podrían dificultar la actitud de las personas que se proponen reciclar los envases de los productos después de la compra de manera más fácil.

El empaque para la serie Galaxy S21 contiene sólo 4%[2] del plástico utilizado en el del Galaxy S7, lo que redujo los residuos generados por unidad de empaque en 49%. Del mismo modo, el empaque del Galaxy S21 contiene sólo 58% del papel utilizado en el del Galaxy S7, ayudando a ahorrar unos 44.802 árboles al año[3]. Como resultado de estos continuos esfuerzos de sustentabilidad, Samsung disminuyó la cantidad de carbono generada durante el desarrollo del empaque de la serie Galaxy S21 en 50% en comparación con el del Galaxy S7[4].

Luego de una extensa investigación con materiales ecológicos, el empaque del Galaxy S8 ha tenido varias evoluciones en comparación con la serie Galaxy S anterior. Se retiró el imán del interior del empaque junto con la caja de plástico para auriculares, y la bandeja de accesorios – tradicionalmente compuesta de plástico – se ha hecho con material a base de papel.

Para el lanzamiento del Galaxy S9, Samsung hizo un esfuerzo adicional para reducir los residuos plásticos. Cambió el material de la bandeja del dispositivo de plástico a un material de molde de pulpa, integrando materiales reciclados en su fabricación.

Para el Galaxy S10 y el Galaxy S20, Samsung ha expandido los cambios ecológicos en el empaque. Reemplazó el plástico por papel para unir los accesorios, la estructura del empaque se ha simplificado, y todas las bandejas del mismo para los accesorios de la caja se han integrado en una sola hecha de molde de pulpa para reducir los materiales innecesarios. Además, se ha eliminado la película protectora de los  accesorios como el enchufe del cargador y el conector USB, y el revestimiento para todos estos se ha cambiado de un acabado brillante a un acabado mate más ecológico que oculta las huellas dactilares y es más difícil de rayar.

El empaque del último dispositivo insignia de la marca, la serie Galaxy S21, es el más ecológico de la serie Galaxy S. Cada caja para este smarthphone es fabricada con cartón corrugado, en lugar de papel rígido, para mejorar la reciclabilidad.  También se han retirado accesorios como el enchufe del cargador y los auriculares de la caja para reducir aún más la cantidad de empaques y promover los hábitos de reutilización y reciclaje entre los usuarios de los Galaxy.

Promoción de la eficiencia de los recursos en el futuro

A pesar de los desafíos emergentes en torno a la disponibilidad de materiales sostenibles y a la productividad de cadenas de suministros globales, como resultado de la pandemia del COVID-19, Samsung confirma su responsabilidad en ayudar a combatir el cambio climático y proteger el medio ambiente en todo lo que hace.

A finales de 2020, logró su objetivo de utilizar empaques de papel  100% reciclado o de origen sostenible[5] y ahora exige a sus proveedores de papel que presenten certificaciones y cumplan con los estándares internacionales – como la certificación Forest Stewardship Council (FSC). Samsung reconoce que su empeño para cambiar hacía una economía completamente circular no ha terminado.

La marca surcoreana continúa buscando materiales nuevos e innovadores ecológicamente para el empaque de sus productos, a fines de descubrir nuevas formas de minimizar los insumos utilizados y optimizar sus procesos de desarrollo de productos. Para adelantarse a los futuros lanzamientos de productos, Samsung continuará realizando cambios que brinden a las personas experiencias de empaque y productos más eco-conscientes mientras trabaja junto con su cadena de suministro y sus clientes para crear un mundo más sostenible.

Ilbert Isaac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *