Samsung privilegia el confort en casa al combinar diseños suaves y flexibles, integrados a la óptima utilidad

Samsung privilegia el confort en casa al combinar diseños suaves y flexibles, integrados a la óptima utilidad

Para crear un hogar acogedor, que aporte al bienestar emocional y físico, Samsung Electronics ofrece una línea de dispositivos en los que predominan las líneas rectas, los frentes planos y la simplicidad, sin afectar el óptimo desempeño de los equipos

Todos anhelamos tener una casa acogedora, en la que percibamos paz, nos procure bienestar físico e incluya positivamente en nuestro estado de ánimo. Y mucho más en esta época, en la que hemos estado obligados a pasar más tiempo en nuestros hogares por razones preventivas frente al Covid-19, sumado a la tendencia de cumplir tareas laborales, educativas y de esparcimiento por la vía online.

Lo conveniente es que más allá de los gustos y los estilos de cada uno, la ambientación doméstica provea de un conjunto armónico de lo estético y lo funcional, además de adaptado a las necesidades particulares de la familia que haga vida en esos espacios íntimos.  Hacia esta perspectiva apunta el concepto del Hogar Samsung:  atender esta necesidad con una variada galería de electrodomésticos y equipos ideados acorde a las preferencias de cada usuario, con avanzado nivel tecnológico e indispensable conectividad, diseños flexibles y alineados con las tendencias creativas de hoy.

Flexibilidad, sencillez y continuidad

Los equipos de Samsung Electronics nos plantean una plataforma efectiva para elevar la satisfacción durante la interacción natural que tenemos con nuestro entorno hogareño.  Cuando cumplimos con alguna tarea en este contexto -cocinar, lavar, aspirar, estudiar, navegar online, ejercitarnos, entretenernos-, necesitamos recursos que nos den soluciones y respuestas focalizadas en nuestras maneras personales de vivir.

Por ejemplo, para la cocina -ese espacio en el que no sólo se disfruta cocinar y degustar los alimentos sino también de reuniones familiares y con amigos- Samsung ofrece diseños con características flexibles para que puedan adaptarse a las necesidades de estilo de vida individuales.  De allí que el concepto “Bespoke Home” de la marca surcoreana ofrece refrigeradores con un diseño personalizado, con paneles intercambiables disponibles en variados colores y acabados.  Así,  cada familia puede componer su propia cocina, a partir de sus propios gustos y requerimientos, bajo un concepto artístico que le ofrece Samsung y que privilegia las líneas rectas, los frentes planos y la sencillez, además de no tener manijas como suele ser convencionalmente.   Este planteamiento estético les da una apariencia de integración, propicia la sensación de continuidad, equilibro y coherencia entre la apariencia del electrodoméstico y la de los gabinetes y otros recursos funcionales de la cocina.  Adicionalmente, sus dimensiones se definieron para acoplarse de manera perfecta a estos elementos, de manera que se podrá colocar en el gabinete del refrigerador, sin riesgos de salientes.

Pero la versatilidad de estos equipos de refrigeración va más allá por cuanto la flexibilidad se expresa tanto en el formato físico como en las funciones:  mediante un diseño modular, el usuario puede elegir el tamaño y el estilo de la unidad, así como controles de temperatura flexibles para diferentes compartimentos que dan la opción de controlar cómo almacena su comida.

Televisores que también decoran

El televisor The Serif es ejemplo de cómo la marca surcoreana aborda la tendencia de privilegiar al mismo tiempo óptimo desempeño, belleza, estética y necesidades actuales de los consumidores. Este modelo, diseñado para que pueda usarse en forma de I (más alto que ancho), cuando está apagado ofrece la opción decorativa de mostrar imágenes mediante su función Ambient Mode, al gusto del usuario.  Otra opción de TV que destaca el valor estético de los ambientes domésticos es el modelo The Frame, que reproduce 100% del volumen de color y posee una versatilidad excepcional: además de contenido audiovisual, reproduce piezas pictóricas como si fuesen la obra real.  Y para que la experiencia de lucir como una obra de arte sea mejor, tiene opciones de marcos en cinco colores del bisel acoplable. Además, el cable de conexión es casi invisible. 

Otro aporte a la simplificación de la apariencia de los TV de Samsung es la pantalla Infinity en la que se han reducido los biseles al mínimo. Poseen marcos de acero inoxidable de 0.8mm y suprime casi a nada el límite entre la pantalla y su entorno, lo que genera la ilusión de que la pantalla está flotando.  Un recurso estético que da facilidad a su integración a los espacios domésticos.

 Y si de equipos integrados hablamos, las barras de sonido de la marca surcoreana hacen juego perfecto con su TV:  están diseñadas con proporciones delgadas para colocarse debajo, conectados automáticamente al subwoofer a través de WiFi, sin necesidad de cables.   A todas luces, facilita la distribución de estos dos dispositivos según la decoración.

Ilbert Isaac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *